Puebla cerró el primer trimestre del año con un incremento en la cifra de personas sin empleo, al registrar una tasa de desocupación de 2.4 por ciento respecto al 2.1 por ciento reportado en igual lapso de 2018.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que 70 mil 286 poblanos estuvieron desocupados en el lapso de enero a abril de 2019, un aumento de 11 mil 566 desempleados en relación con el mismo periodo del año previo.

De las personas sin trabajo, 57.6 por ciento son hombres y el 42.3 por ciento mujeres, mientras que uno de cada cinco desocupados acreditó estudios de bachillerato o una carrera profesional.

La condición de desempleo se acentúo en el grupo de personas de 25 a 44 años, que representaron el 50.4 por ciento del total de poblanos sin trabajo, en tanto que nueve de cada diez perdió o dejó su empleo pese a contar con algún tipo de experiencia laboral.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), Puebla se ubicó como uno de los cinco mercados de trabajo más grandes del país con una población ocupada de 2.8 millones de personas. Sin embargo, el 23.1 por ciento labora en condiciones críticas, es decir, trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo o laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

En el primer trimestre del año, las modalidades de empleo informal sumaron 787 mil 597 millones de personas, lo que representó 72.0 por ciento de la población ocupada.

El estado de Puebla reportó la sexta tasa de informalidad laboral más alta del país, es decir, trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social u otras prestaciones, sólo por detrás de Oaxaca con 81.6 por ciento, Guerrero con 79.2 por ciento, Chiapas con 78.2 por ciento, Hidalgo con 74.3 por ciento y Tlaxcala con 72.8 por ciento.