El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los trabajadores de la educación no van a permitir manipulación en las elecciones para renovar la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), «darán una clase de civismo cuando corresponda elegir a sus líderes».

En conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, señaló que Elba Esther Gordillo Morales está en su derecho de competir por la dirigencia nacional del SNTE, y aseveró que la maestra puede opinar libremente sobre la nueva reforma educativa que impulsa su gobierno, a la que calificó de «reformita».

Lo que es una realidad, dijo el Ejecutivo federal, es que la mal llamada reforma educativa que se efectuó en el sexenio anterior, se cancelará.